El futuro brillante de la támbura

La támbura, como asignatura, existe en la Academia de Zagreb desde hace 30 años, y desde el año pasado existe el módulo de támburas. Los profesores Leopold y Škorvaga imparten algunas asignaturas relacionadas con la música de támburas: el primero se dedica al conjunto de támburas y el segundo, a los solistas de dicho instrumento


Siniša Leopold, director en jefe de la orquesta de támburas de la Radio y TV croata desde hace treinta y dos años, pedagogo musical en la Academia de Música de Zagreb, creador de varios cientos de arreglos musicales para conjuntos de támburas, conjuntos, orquestas, un músico al que le gusta más tocar la támbura samica, profesor y, desde el año pasado, docente en la Academia de Música de Zagreb, participó del jurado del 4° Festival Instrumental de Támbura en Subotica. Aprovechamos esa oportunidad para dialogar con él.

Usted fue miembro del jurado durante el 4° Festival Instrumental de Támburas en Subotica, del que participaron concursantes de diferentes lugares. ¿Cómo valoraría esta competencia?
Estoy seguro de que Pajo Kolarić, quien fundó la primera orquesta de támburas en el lejano 1847 en Osijek, y el brillante y legendario solista Janika Balaž, estarían encantados con lo que demostraron estos jóvenes, excelentes músicos en sus presentaciones. ¿Mi impresión? Se cumplirán casi 200 años desde que la támbura se presenta ante el mundo como un excelente instrumento de orquesta, y en los últimos veinte años se ha transformado en un verdadero instrumento artístico con el que se puede interpretar también música artística con gran éxito. Estoy muy satisfecho, porque puede verse que la támbura tiene prosperidad en ese sentido, como un verdadero instrumento artístico solista. Estos músicos realmente jóvenes demostraron una excelente técnica. La támbura se acerca rápidamente a aquellos instrumentos que se establecieron en el mundo desde hace tiempo en el campo de la música clásica, como el violín, el piano, la guitarra, la flauta, que hasta ahora tuvieron un protagonismo indudable en la musicalización técnica. Los tamburitzers demuestran que es posible interpretar todo esto en támburas. La impresión general es muy satisfactoria.

Junto con Veljko Valentin Škorvaga, da clases en la Academia de Música de Zagreb. ¿Existe en la Academia el estudio de la támbura?
La támbura, como asignatura, existe en la Academia de Zagreb desde hace 30 años y, desde el año pasado comenzamos con un módulo de támbura. El prof. Škorvaga y yo damos algunas materias relacionadas con la música de támbura: mi asignatura es Conjunto de Támburas, y él se dedica a los solistas del instrumento. Pronto veremos si este módulo constituye una breve época de transición o si durará por más tiempo. Espero que dura un año o dos y que pase a ser una sección, en un estudio completo para támburas, de varios años de duración. La materia que imparto desde hace treinta y tres años educa a los tamburitzers que se inscriben en materias de metodología, los pedagogos de la música, que durante ese curso se dedican exclusivamente al estudio y práctica de la metodología de trabajo con las orquestas de támburas. A ellos los preparamos para que puedan, de la manera más eficaz, dirigir en la práctica a grupos de támburas. Este módulo educa también a los solistas de este instrumento, pero a través del curso „Conjuntos“, los tamburitzers se dedican de manera muy seria a la música de cámara con támburas. Tenemos dúos, tercetos, todo hasta nonetos, donde los alumnos interpretan su instrumento, nos dedicamos detalladamente a determinadas composiciones. El módulo es un periodo de transición en el que, durante tres años de estudio de la támbura como instrumento solista y como intrumento de un conjunto, los alumnos adquieren una vocación y conocimientos que tienden hacia un estudio completo de la támbura como instrumento solista y de orquesta. Esta época de transición debería transformarse en breve en un estudio de varios años. De momento contamos con diez alumnos, que es un conjunto completo con el que se pueden interpretar las obras más exigentes y partituras completas de una decena de partes que fueron compuestas por nuestros mejores compositores. A partir del próximo otoño, cuando se inscriban cinco o seis alumnos más, tendremos una orquesta completa con dieciséis excelentes tamburitzers, y se podrá mostrar a la támbura como instrumento solista o para dúos, no más que cuartetos, como una forma exigente de música de cámara – dijo el Maestro Siniša Leopold.

Texto: Nela Skenderović

Más información

El Maestro es profesor, desde hace años, de la Escuela de Folklore de la FEC http://www.moja-domovina.net/2016/08/06/odrzana-ljetna-skola-hrvatskoga-folklora/

suscripcion es


La Revista Matica

 

Anuario para la Emigración

 

Información de contacto

  • FUNDACIÓN PARA LA EMIGRACIÓN CROATA
  • Trg Stjepana Radića 3
  • 10000 Zagreb, Croatia
  • Tel: +385 1 611 51 16
  • Fax: +385 1 611 15 22
  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.