Promoción de la monografía de Cetín en el museo Mimara

La promoción de la monografía fue organizada por la casa editorial ALFA, la Fundación para la Emigración Croata, y por el autor


La promoción de la monografía Eve (1967-2017) se llevó a cabo el 13 de junio en el museo Mimara. El evento fue organizado por la casa editorial ALFA, la Fundación para la Emigración Croata, y por el autor de la monografía, Anton Cetín.
Participaron de la promoción Mirjana Ana-Maria Piskulić, directora interina de la Fundación para la Emigración Croata; la magister Branka Hlevnjak, el Dr. Vladimir Peter Goss y la Dra. Ivanka Reberski.
La directora interina de la Fundación para la Emigración Croata en sus palabras introductorias citó al Prof. Vinko Grubišić: „Verdaderamente, Eva es el símbolo de la humanidad, la vida, la respuesta viviente de la mudez de un espacio sin fin“. Piskulić agrega que Eva fue la sublimación del momento de un encuentro. „Eva nació, fue creada y entró en la vida de Cetín en 1967 y, desde entonces, como punto de encuentro de la energía, ocurre una Eva. Mi conocimiento parte desde comienzos de los años noventa cuando trabajé con Cetín en la Fundación para la Emigración Croata, en tiempos de nuestra gran unión, cuando todo se aunó en la fuerza de la defensa de la patria. El Sr. Cetín también dio su aporte: a través de sus artículos y contribuciones ayudó a difundir la verdad sobre la situación de Croacia en aquel entonces. El año pasado, Cetín celebró sus ochenta años y, con ese motivo, cinco instituciones croatas recibieron una donación de ochenta de sus obras“. Destaca especialmente el fenómeno de la emigración como „el individuo que crea en el medio en el que nació, pero no vive en él, se desgarra en aquel medio en el que está y experimenta allí su inspiración, que es lo que también hace un aporte a nuestra cultura y nuestro medio. Valoro el esfuerzo de nuestra gente que viene de afuera, promueve sus obras en Croacia, imprime sus trabajos en el país y aquí los deja como herencia“.
La Lic. Branka Hlevnjak, historiadora del Arte y conocedora de las obras del autor A. Cetín, dice que esta monografía ha sido dedicada solamente a Eva, su amor a primera vista… el libro es hermoso, simple, en formato cuadrado, con diseño de Neven Osojnik, pero bajo la dirección artística del autor A. Cetín. „Leyendo esta obra grande, hermosa, llena de mensajes amplios, universales y profundos, al comienzo de libro hay una pequeña cita del autor que dice que su Eva nació en 1967 en París, ciudad de espíritus libres y un aire artístico, en tiempos de paz y esperanza en un futuro mejor, en tiempos en los que, en las calles de París, se paseaba libremente y cuando el arte se sentía en el ambiente. Hoy, cincuenta años más tarde, el autor se pregunta… y nos deja con un malestar con un signo de pregunta y puntos suspensivos… A través de esta introducción, el autor determina al libro como un tipo de proyecto educativo con un mensaje que nos adviete y enseña, nos hace un aporte a un mundo mejor, porque no tiene que ser todo como lo es ahora. La belleza ennoblece a la gente, este es seguramente un pensamiento de Cetín en su creación artística y él, a su manera, cumple con una misión artística. Este libro es fruto de una de esas misiones, a lo largo de cincuenta años. Para Cetín, Eva es igual que la Beatriz de Dante, Eva lo inspira y lo guía en busca de un sentido. Atraviesa el libro un pequeño detalle en forma de ojo, pupila o flor en el que se refleja todo el mundo y cada día en particular. Según la concepción dirigida por Cetín, las cincuenta pinturas selectas de Eva marcan los cincuenta años de su existencia, y entre ellas se encuentran citas selectas del autor que acompañaron su trabajo a través del tiempo y el lugar, desde Zagreb, a través de París hasta Toronto y alrededor del miundo. La fantástica historia que linda entre una realidad y una ficción… Esa lengua misteriosa de la Eva de Cetín encierra la amplitud histórica y mítica, lejana e inalcanzable. Los mensajes en clave que reciben aquellos que están preparados para una vivencia creadora y creativa. Cetín preparó un libro de disfrute intelectual en el que la necesidad de encontrar sentido se transforma en parte de una satisfacción llena de emociones. Esta monografía de Cetín, a través de un detallismo resumido, conciso, propio del autor, ha cumplido con su objetivo“.
El Dr. Vladimir Peter Goss, historiador del Arte y escritor, retornado de los EE.UU., comenzó su disertación recordando el pasado, llevándonos a los tiempos en los que se organizó la gran exposición de Cetín en el Archivo de la Nación, habló sobre su amistad y cooperación, que continúa hoy en día. Al hablar de la creación artística, acentúa especialmente la noción de la crítica que debería desempeñar un papel importante y responsable, especialmente si está pasado en la intuición y la empatía. La aparición de una obra artística se basa en tres elementos clave: la inspiración, el proceso creativo y la obra misma. La crítica, como proceso del reconocimiento y la explicación de un hecho creativo, según Goss, no tiene sentido. „La explicación de una obra artística en una materia tangible, es el único camino hacia el reconocimiento del espíritu que nos hace ser lo que somos, seres humanos. El editor crea por orden del espíritu, crea por orden de sus superiores, crea por su propio sentido de obligación, y podemos interpretar su espiritualidad de algo que es muy material y a disposición de nuestros sentidos. Al crear el personaje de Eva, en 1967 en París, Cetín parte a un viaje fascinante de la „industria“ de la forma, que nos recuerda a las palabras del gran teorético del Arte, el americano Meyer Schapiro, que dice que el arte, como pocas actividades humanas, ha quedado en el dominio de la producción manual del individuo. Desde la creación de Eva hasta el Universo inquieto, después del 9 de septiembre de 2001, Cetín „produce“ su visión coherente de „la verdad espiritual“.
La Dra. Ivana Reberski, historiadora del Arte, destaca que la monografía es especial y simbólica, „el autor Cetín ha acentuado especialmente el tema esencial de Eva entre 1967 y 2017, él mismo eligió las obras que lo presentarían ilustrativamente bajo ese título, y lo limitó en un período de tiempo de cincuenta años. La Eva de Cetíne s una mujer con todos los atributos femeninos. Ella es elegante, escéptica, reflexiva, pura y bendita, negra y roja, indecisa, noble, atenta y misteriorsa, sus pensamientos están llenos de esperanzas, sospechas, reflexiones, recuerdos, se muestra con un ave, con un nuevo sombrero, y se hunde en el remolino del tiempo. A través de una composición construida, Cetín evidencia una atracción profunda hacia la tradición clásica. Y esta particularidad elemental a través de la que se ingresa en el mundo del arte elevado, se distingue en cada una de las cincuenta obras que están representadas en esta monografía retrospectiva, elegidas especialmente por el autor. En una metaforicidad única, con la imagen de Eva como autenticidad irrepetible, pareciera que la vista completa del mundo espiritual, emotivo y racional de Cetín está sublimado. El enigma de las características artísticas no convencionales de Cetín, su entretejido artístico minimalista de expresión vibrante y estética, sigue un estilo de modernidad a la que pertenece y, desde hace tiempo, ha logrado una afirmación internacinoal de los valores universales“.
Anton Cetín concluye que ha cumplido el deseo de Eva por su 50° cumpleaños, y el deseo era un regalo que haga valer su nombre. Eva respondió que seguirá siendo la musa y la inspiración de Cetín. Y para finalizar, agrega: „Mi profundo agradecimiendo va a todos aquellos que, con su comprensión, su bondad y generosidad, posibilitaron la publicación de esta monografía“.
El pintor Anton Cetín nació en 1936 en el pequeño pueblo de Bojana, cerca de Čazma. Terminó la Escuela de Artes Aplicadas en Zagreb, y continuó su educación en la Academia de Bellas Artes de la Universidad de Zagreb. En 1966 se trasladó a París y, dos años más tarde, a Toronto, Canadá, donde trabaja como pintor profesional y diseñador gráfico. Recibió numerosos premios y reconocimientos por su obra. En 1995, el gobierno de la República de Croacia le hizo entrega de la Condecoración de la Orden del Lucero Croata con el rostro de Marko Marulić, y la Orden de la Guarda Croata, por su aporte extraordinario en el campo de la cultura. Sus obras, que incluyen gráficos, ilustraciones y collages, fueron donadas a la colección gráfica de la Biblioteca Nacional y Universitaria de Zagreb. Se filmaron varios documentales sobre su vida y su obra. En 2001 se inauguró la Galería Anton Cetín en la ciudad de Čazma, con una exposición permanente de sus obras.
Sus trabajos se encuentran en museos, galerías y colecciones privadas en muchos países del mundo.
„A través de la pintura deseo explicarme el pasado, el presente y el futuro, en realidad, la continuidad de la vida. Eva es mi inspiración y la fuerza que orienta mi energía creativa hacia la creación de un mundo nuevo para mí, una visión del mundo de mi arte“ (A. Cetín)

Texto y fotos: Naida Šehović

suscripcion es


La Revista Matica

 

Anuario para la Emigración

 

Información de contacto

  • FUNDACIÓN PARA LA EMIGRACIÓN CROATA
  • Trg Stjepana Radića 3
  • 10000 Zagreb, Croatia
  • Tel: +385 1 611 51 16
  • Fax: +385 1 611 15 22
  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.